Tu meta es fácil de alcanzar, solo si…

Hace un tiempo, un amigo me llamó por videollamada muy preocupado. Me contó todos y cada uno de los fracasos de emprendimiento que ha tenido. Después de contarme cada uno de sus fracasos, me decía las razones aparentemente lógicas, por las cuales no había tenido éxito en cada uno de sus proyectos. Yo solo lo escuchaba atentamente. Te confieso que para mí es súper difícil desconectarme de esto que amo y casi siempre, en lugar de dar un consejo, prefiero hacer una pregunta.

La única pregunta que le hice fue: ¿Cada uno de esos emprendimientos te hacían brillar los ojos?. Se quedó en silencio por unos segundos, retuvo la respiración y abrió mucho más los ojos como si no tuviese respuesta a aquella pregunta. Luego soltó todo el aire que tenía en sus pulmones y bajó los hombros para así darme una respuesta corta, pero contundente: “No. Los comencé a hacer solo para ganar dinero. Tu sabes lo que me gusta, pero es difícil hacerlo”.

Yo solo me le quedé viendo por unos segundos (a veces el mejor consejo es el que se da con la mirada). Allí de inmediato él me hizo una pregunta, que realmente se la estaba haciendo a sí mismo: “¿Será que comienzo a emprender en lo que amo?”.

Creemos que decidimos de forma consciente, pero no es así. La mayoría del tiempo, la mente subconsciente es la que decide por nosotros y se programa constantemente por nuestras experiencias, fuertes impactos emocionales, pensamientos repetitivos y creencias de nuestro entorno. 

Ahora bien, observando a las personas que obtienen todo lo que anhelan y una vida soñada, me di cuenta de algo que tienen en común y te lo diré exactamente como lo escuché en mi mente al ver sus actitudes: Las decisiones que te harán llegar más lejos de lo que una vez soñaste, vienen cuando las tomas desde tus valores principales y tus verdaderos anhelos del corazón, así tu lógica te diga lo contrario.

Ahora de seguro vas a decir: ¡Bueno, ya sabia esto! Pero, así como dice el multimillonario Harv Eker: “La única forma de saber algo es que realmente lo estés aplicando en tu vida. Si solamente lo escuchaste, pero no lo aplicas. Entonces no lo sabes”. Y si, él es un multimillonario con un hermoso propósito de vida, una familia soñada, es espiritual y se le nota la plenitud en su mirada, palabras y actitud. Él también aplica lo que te acabo de decir. Harv ama profundamente lo que hace y en consecuencia, recibe todo lo que esta conectado con su corazón (si, también mucho dinero).

¿Cómo hizo para obtener TODO a la vez? Sus decisiones no estuvieron basadas en esos patrones inconscientes de creencias limitantes como: “no se puede tener todo en la vida”, “si me va bien en la parte profesional, entonces me va mal en el amor”, “no puedo ganar dinero de lo que amo hacer”… 

¡No! Harv, como muchos otros que obtienen todo y más allá de lo que sueñan, se guio más por sus valores y por lo que anhelaba su corazón, que por esas frases que están rodando en automático en tu cerebro.

Ahora te pregunto:
¿La meta por la que te levantas todos los días, esta alineada con tus valores?
¿Te emociona lo que haces?
¿Te hace brillar los ojos?

Si chequeamos dentro de nosotros y somos honestos con nuestros valores, con lo que realmente enciende nuestra alma, podemos alcanzar mucho más de lo que ahora pensamos. ¡No tienes que tratar o forzarte! Estarás fluyendo y tu subconsciente te estará apoyando.

Si quieres lograr las metas que están alineadas con tus valores y con lo que anhelas desde tu alma, te digo algo: ¡es más fácil alcanzarlas! Tu mente subconsciente sabe exactamente lo que realmente enciende tus motores y te dará los recursos e inspiración que necesitas en el proceso.

“No Maria De Luz, es que tu no me entiendes. Es muy arriesgado. No estoy haciendo lo que amo, pero es muy difícil salir de mi situación”… ¿Viste? Sigues escuchando esas voces.

Cuando no haces lo que amas, te vas a auto-sabotear porque por más que actúes, tu diálogo interno no estará alineado con tus acciones. No te guíes por lo “difícil” que será emprender en lo que amas porque realmente más difícil es emprender en lo que no amas. ¡Tendrás la energía dividida entre esas tontas voces en automático que se sueltan en tu mente y lo que realmente quiere tu corazón!

¿Y sabes qué es lo más sabroso de todo? Cuando le haces caso al corazón, esas tontas frases van perdiendo fuerza en tu mente.

Ah… ¿Te cuento lo qué pasó con mi amigo? Cuando se enfocó en su sueño, a la semana comenzó a tener éxito! Ahora me llama con brillo en los ojos contándome lo bien que le va y agradeciéndome. Pero yo no hice nada, él solito se dio cuenta…

…Y escribí este blog para ti, porque quizás necesitas responderte esa misma pregunta.

Tu meta es fácil de alcanzar, solo si te hace brillar los ojos.Y si tú quieres vivir de tu pasión, ser líder, coach, emprendedor que quiere subir a un siguiente nivel, accede a la grabación de mi webinar gratuito VIVE EN PROPÓSITO Y DE TU PROPÓSITO.

Pin It on Pinterest