Tonny Robbins

Ayer me coacheó Tony Robbins

Ayer Tony Robbins y su esposa Sage me respondieron directamente las dudas que tenía acerca de algo que quiero lograr en mi vida. Es muy bonito ver cómo cuando estamos alineados a lo que anhela nuestro corazón, el mundo externo se alinea mucho antes de lo que la misma mente espera.

Tonny Robbins

Un día decidí escuchar a las personas que admiro por sus resultados. Pero no solo leer sus libros, sino preguntarles directamente y que me digan: “Maria De Luz, este es mi consejo para ti”.

Por muchísimos años me dediqué a leer libros, hacer cursos, certificaciones, ir a conferencias. Pero sentía me faltaba algo...

Luego me dí cuenta de que todos los resultados que hay en nuestra vida tienen una RAÍZ, y desde ese entonces me dediqué a trabajar todo desde la raíz.

Es muy bonito colocarnos una meta, una intención y cumplirla en el momento menos esperado. Para mí significó mucho que Tony y Sage me dijeran exactamente lo que necesitaba escuchar para mi evolución, pues una semana antes había puesto la intención de hacerle directamente esas preguntas a ellos y justo pocos días después estaba recibiendo un mensaje de su equipo diciendome que Tony me iba a llamar por mi nombre para responder mis preguntas.

Antes, cuando me colocaba una meta, solo ponía un plan y tomaba acción. Pero me di cuenta que más importante que la misma meta, es la energia que hay detrás de ella.

Si, esto no es tan común hablarlo. Pero es una ley universal. Tal como la ley de la gravedad, es invisible, pero sabes que existe. Y cuando conocemos e integramos en nuestro cuerpo y subconsciente estas leyes invisibles, acortamos camino hacia nuestros sueños.

Puede que conscientemente quieras algo, pero si tu subconsciente no lo respalda, si tu subconsciente está "sucio" de heridas emocionales, creencias limitantes y patrones inconscientes, te va a costar mucho más vivir lo que anhelas y normalizar tus estándares soñados.

Por eso me he dedicado a ayudar y enseñar a las personas a limpiar lo que hay en el subconsciente porque, contrario a lo que tus creencias limitantes digan, SÍ HAY UN ATAJO HACIA NUESTROS SUEÑOS...

Me he encargado de compactar, integrar y enseñar a integrar estos conocimientos, leyes invisibles, limpiar el subconsciente y acortar camino hacia nuestros sueños.

Hasta mañana domingo, estoy compartiendo uno de mis mejores procesos internos que utilizo siempre para alcanzar lo que anheloSon 4 pasos que hago cada vez que quiero potenciar un área y alcanzar una meta y lo compartiré compacto y con mi guia con las personas que decidan emprender este viaje interno conmigo, mientras toman acción hacia sus metas…

Las personas que decidan emprender este viaje son personas que realmente tienen la determinacion de alcanzar lo que anhelan, de vivir una vida extraordinaria, de vivir en plenitud y tambien disfrutar de lujos, ¿por que no?...

Mi intención es que hayan más personas viviendo en el corazón, mientras disfrutan de los placeres de este mundo. Mi intencion es que este proceso te sacuda, te sane, te jale hacia adelante, te expanda la visión y te cambie la vida para siempre…

El precio promocional de VIAJE INTERNO PROFUNDO con todos los BONOS de regalo termina MAÑANA domingo.

Historias de exito + Opciones de pago + todos los detalles:
https://mariadeluzdasilva.com/viaje-interno-profundo/

Tendrás acceso a los bonos de regalo, a nuestra hermosa comunidad y comenzamos el 1ero de Julio con este hermoso y transformador viaje interno profundo.

Sé lo que significa expandirte, sacar tu máximo potencial y finalmente CREAR TU PROPIA VIDA BASADA EN LAS REGLAS QUE A TI TE EMOCIONAN.

¡Vamos a comernos el mundo! Sanos, llenos de energía y limpios de todo lo que nos mantenía estancados.

¿Estás listo para emprender el mejor viaje de tu vida?

¡Sí, quiero transformar mi vida!

Firma MDL

Input your text here! The text element is intended for longform copy that could potentially include multiple paragraphs.

Input your text here! The text element is intended for longform copy that could potentially include multiple paragraphs.