inspírate en lugar de copiarte

Inspírate en lugar de copiarte

Siempre suelo dar contenido de valor, desde experiencias personales para sacar aprendizajes. Siempre mi terreno será la mente, emociones y el crecimiento constante del ser humano. Inspírate en lugar de copiarte...

inspírate en lugar de copiarte

Puedes tener mentores que son y tienen lo que quieres, y te puedes inspirar de ellos. Personalmente, me inspira su forma de ver la vida, historias y estilo de vida. Pero, hay un aspecto de ellos que he tomado en cuenta, y realmente me inspira de ellos, es la congruencia con su mensaje; no enseñan desde una copia exacta de otra persona, sino desde sus propias vivencias, inspiraciones y genuinidad.

Soy de las que piensa que la verdad divina le llega a muchos, y aunque últimamente he recibido varios captures y mensajes de personas notificándome que se han copiado del contenido que les comparto, realmente no le presté atención, porque si estamos conectados con nosotros nos convertimos en un canal abierto, para que información valiosa llegue y podamos compartirla al mundo.

La sabiduría divina la tenemos en cada uno de nuestros corazones, y por eso no considero que todas las personas que hablen de lo mismo estén copiándose, ¡Para nada! Al contrario, me alegra saber cómo hay, cada vez más, personas despertando y conectándose consigo mismos. Pero entre todo lo que recibí, hubo algo que me llamó mucho la atención: Ver cómo hay personas que copian EXACTAMENTE lo que escribo y lo colocan como si ellos lo hubiesen escrito, sin una coma de más, ni una palabra menos. ¡Todo exacto!

JUGANDO EN GRANDE

¡Wow! Realmente amo ver como absorben todo lo positivo, pero ahora te pregunto: ¿Quieres jugar en grande?, ¿Cierto?. Por mi parte, siempre quise jugar en grande, y me di cuenta que el primer paso para desatar toda esa energía y enfoque que tienen mis mentores fue preguntarme: ¿Qué tan real estoy siendo? ¿Qué aspectos en mí no he querido ver que me están jalando hacia atrás?

Me di cuenta que mientras más consciencia tienes de ti mismo, de tus debilidades y fortalezas, más fuerza interna tienes. Pero, mientras más te engañes a ti mismo, más muros internos estás creando para jugar en grande.

Si quieres jugar en grande, ¿Por qué lo haces mediocre? Si quieres marcar huella en el mundo, ¿Por qué no lo haces con tu propia huella? Si quieres marcar la diferencia ¿Por qué no inspirarte y crear un contenido único desde tus propias experiencias? Si quieres jugar en grande, ¿Por qué no inspirarte, en vez de copiarte? ¿Quieres ser reconocido como un líder referencia en tu nicho o como una copia barata de alguien más?

Esto es un sencillo ejemplo para que te des cuenta y comiences a analizar en dónde no estás siendo realmente auténtico. Para jugar en grande, debemos primero conectarnos con nuestra parte más real y entonces, desde allí, estarás pisando en suelo firme para construir grandes imperios.

¿Eres real? ¿Vives inspirado? ¿Estás dispuesto a jugar en grande? ¡Vamos juntos! Pero comienza desde los detalles más mínimos, comienza pisando en suelo firme, para que lo que construyas permanezca sólido en el tiempo.

Cuando empiezas así desde lo pequeño, te acostumbras a hacerlo así en lo grande. Ten cuidado. Observa tus valores. Cuando hacemos todo desde la transparencia, el resultado es para siempre.

Nos vemos en el próximo blog,

Firma MDL

¡Quiero cambiar mis patrones!